El impacto de Patio Vivo en los Indicadores de desarrollo personal y social

El impacto de Patio Vivo en los Indicadores de desarrollo personal y social

Por: Marcial Huneeus

Desde el año 2015, la prueba SIMCE (67%) se complementó con los Indicadores de Desarrollo Personal y Social (33%), de esta forma se comenzó a evaluar la forma en que los establecimientos educacionales abordan el desarrollo socioemocional de los estudiantes. Estos indicadores han visibilizado la necesidad de que las escuelas, colegios y liceos implementen acciones y estrategias sistemáticas para trabajar estas áreas. Patio Vivo, a través de los usos del patio que promueve, busca impactar en dichos ámbitos.

Autoestima y motivación escolar
El diseño de los patios entrega la posibilidad de brindar diversos espacios y alternativas de juego, que acojan a los diferentes niños/as, de modo de ir adquiriendo paulatinamente confianza en sí mismos. Los niños/as pequeños se irán sumando al uso del patio a través del juego libre, desarrollando su equilibrio y seguridad.

Un patio donde los niños/as saben que encontrarán un lugar para ellos les proporciona confianza y los invita a querer estar allí. Toda persona que experimenta que tiene su lugar, que es visto y puede desenvolverse, quiere estar allí, creando sentido de identidad y de pertenencia.

Hábitos de vida saludable
Patio Vivo promueve los hábitos de vida saludable al potenciar la diversidad de juegos que ocurren en un establecimiento educacional, motivando el movimiento corporal y la interacción con la naturaleza.

Participación y formación ciudadana
En el proceso de diseño tenemos una etapa de diagnóstico en que recogemos la mirada de estudiantes y profesores, hacemos capacitaciones posteriores y, si el establecimiento educacional lo requiere, planificamos islas de participación para que la comunidad pueda colaborar en la construcción del patio. Una vez terminado el patio, la participación y formación de los niños/as se da cotidianamente a través del juego, del cuidado y aseo de los espacios, de la resolución de conflictos y del trabajo en equipo.

Clima de convivencia escolar
Un ambiente donde los niños/as y los distintos actores escolares se sientan protegidos e incluidos, ayuda a generar una cultura de respeto y bienestar. Un patio vivo puede ser un factor de cambio que genere nuevas dinámicas y que, por tanto, modifique positivamente el clima de convivencia escolar

Asistencia escolar
Entrar a un establecimiento educacional y encontrarse con un patio vivo y acogedor resulta atractivo tanto para los niños/as como para los apoderados/as y profesores/as. Si a esto sumamos ciertas prácticas de buena convivencia y una diversidad de juegos, se irá construyendo un sentido de pertenencia. Una escuela con estas preocupaciones logra una mayor inclusión, lo cual trae aparejada una mayor asistencia escolar.

Retención Escolar
La retención escolar se logrará en la medida en que los niños/as y jóvenes vayan desarrollando la autoestima, la motivación escolar, ciertos hábitos positivos de interacción, el cuidado por su entorno, la participación, buenos climas de convivencia escolar y una buena disposición para asistir a clases.

Equidad de género

Por lo general, el lugar central de los patios escolares en Chile es la cancha, que es utilizada principalmente por niños de diferentes edades, que juegan fútbol u otro deporte. El diseño de nuestros patios rompe con este modelo, se basa en estructuras polifuncionales que permiten una diversidad de juegos y usos, posibilitando que haya lugar para los intereses de los diversos niños, niñas y jóvenes.