Beneficios del recreo

Beneficios del recreo

Por: Marcial Huneeus

El recreo entrega a los niños y jóvenes un tiempo no definido, que da espacio a sus diferentes caracteres e intereses, posibilitando el juego, el juego libre y la socialización. Un recreo donde los niños lo pasan bien, construyen amistades, fortalecen sus vínculos y se genera apego escolar, predispone a un mejor aprendizaje en las diversas asignaturas. Las pausas entre clases, además, son necesarias para que haya un tiempo para elaborar lo que se está aprendiendo. La mente necesita descansar para predisponerse a los nuevos desafíos. Este tiempo de uso libre entre una actividad y otra es igualmente importante para las diferentes edades, siendo una instancia central del proceso formativo.

La American Academy of Pediatrics propone las siguientes recomendaciones:

  1. El recreo es un descanso necesario en el día para optimizar el desarrollo social, emocional, físico y cognitivo de un niño. En esencia, el recreo debe ser considerado el tiempo personal de un niño, y no debe ser retenido por razones académicas o punitivas.
  2. El procesamiento cognitivo y el rendimiento académico dependen de descansos regulares del trabajo concentrado en el aula. Esto se aplica tanto a los adolescentes como a los niños más pequeños. Para ser eficaz, la frecuencia y la duración de las pausas deben ser suficientes para permitir al estudiante relajarse mentalmente.
  3. El recreo es un complemento, pero no un reemplazo, de la educación física. La educación física es una disciplina académica. Mientras que ambos tienen el potencial de promover la actividad y un estilo de vida saludable, solo el recreo (especialmente el recreo no estructurado) proporciona los beneficios creativos, sociales y emocionales del juego.
  4. El recreo puede servir para contrarrestar el tiempo sedentario y contribuir a los 60 minutos recomendados de actividad moderada a vigorosa por día. Esta norma es fuertemente apoyada por la política de la American Academy of Pediatrics como un medio para disminuir el riesgo de sobrepeso.
  5. Ya sea un recreo estructurado o no estructurado, este debe ser seguro y bien supervisado. Aunque las escuelas deben prohibir los juegos y las actividades que no son seguras, no deben interrumpir el recreo por completo debido a preocupaciones relacionadas con la seguridad del niño. Las condiciones ambientales, el equipo de juego bien mantenido y los supervisores bien entrenados son los componentes críticos del recreo seguro.
  6. Las interacciones entre compañeros durante el recreo son un complemento único para aprendizaje en el aula. Las aptitudes adquiridas para la comunicación, la negociación, la cooperación, el intercambio, la solución de problemas y la capacidad de resiliencia no sólo son la base para un desarrollo sano, sino también las medidas fundamentales de la experiencia escolar.

COUNCIL ON SCHOOL HEALTH. The Crucial Role of Recess in School: January 2013.  Illinois: American Academy of Pediatrics, 2013.

Más información: http://pediatrics.aappublications.org/content/131/1/183