Los Adventure Playgrounds: Kolle 37 y Stadt der Kinder

Jugar al aire libre y aprender haciendo  

Por: Marcial Huneeus

En nuestra visita a Berlín, visitamos los Adventure playgrounds: Kolle 37 y Stadt der Kinder. Estos espacios promueven el juego libre y que los niños aprendan haciendo. Tienen acceso a herramientas y pueden pintar y construir sus espacios de juego. En el Adventure playground los niños pueden jugar sin restricciones, explorar, descubrir e inventar sus juegos a su propio ritmo. Es un lugar que abre las posibilidades para que los niños puedan construir desde su imaginación y desarrollen su creatividad. Niños de diferentes edades juegan colaborativamente, se enseñan entre ellos y construyen sus guaridas. Son espacios desafiantes, tanto por la destreza que requiere el manejo de herramientas, como por las alturas de las construcciones que se van armando.

Kolle 37

El Adventure Playground Kolle 37 está ubicado en el barrio Prenzlauer Berg, en un lugar que conjuga áreas residenciales y comercio. Fue fundado a principios de 1990 y desde entonces ha pasado a ser un lugar de juego para los niños y encuentro para la comunidad. A Kolle 37 van niños entre 6 y 16 años, se busca que desarrollen su autonomía y socialicen con otros niños. Es un espacio para jugar sin padres, al que pueden entrar el día sábado. Se promueve un juego atento, donde los niños se involucren desde el hacer con sus manos y el pensar, de modo que por una parte experimenten con sus sentidos y, por otra, proyecten, se coordinen y tomen decisiones de lo que construirán. Asimismo, se busca el desarrollo individual y comunitario, el yo y el nosotros. La libertad ofrece la oportunidad de que se produzcan variadas interacciones y los niños se relacionen con los principios de una sociedad diversa, igualitaria, participativa y respetuosa.

En un recinto de 3000 mts2, Kolle 37 cuenta con diversas estructuras de madera que los niños construyen y reconstruyen. Hay varias casitas de madera, que generan espacios a nivel de suelo, a una altura media y alta, donde los niños juegan grupalmente. Existe una ruca de barro, donde se reúnen los niños. Hay recorridos en altura, que permiten desarrollar el equilibrio y diversas habilidades motoras. Los niños trabajan con herramientas, sierras, martillos, clavos, hachas, entre otras. Prenden fuego, usan agua, tierra y paja para hacer ladrillos de barro. A través de la observación e imitación de los niños mayores cada uno va aprendiendo y socializando. También hay columpios, hamacas y muchos árboles y vegetación. Es un espacio estimulante, que despierta la imaginación y la creatividad, desde el aprender haciendo.

Actividades: subir, saltar, trepar, agacharse, construir, pintar, cortar, aserruchar, martillar, hacer fuego, jugar con barro, equilibrarse, conversar, sentarse, columpiarse. Es posible realizar actividades a nivel de suelo, a mediana y gran altura.

Habilidades: coordinación, control del cuerpo, autonomía, equilibrio, seguridad en sí mismos, motricidad fina y gruesa. Es un espacio de socialización, donde se desarrolla la empatía y se aprende a compartir con otros niños.

Stadt der Kinder

El Adventure playground “Stadt der Kinder” (Ciudad de los niños) está ubicado en el centro de Berlín (Berlin-Mitte). Es un espacio construido en madera, con diferentes rincones y alturas. Es un lugar muy desafiante, donde los niños desarrollan el equilibrio y se autorregulan. A través del recorrido se ven enfrentados a evaluar de qué son capaces. Al Adventure playground van niños y adolescentes entre 6 y 14 años, es un lugar de participación, donde pueden jugar y crear desde la libertad. Hay adultos que los orientan y les enseñan a usar las herramientas de modo que sean capaces de utilizarlas de forma autónoma. Es un espacio de aprendizaje y experiencias, donde los niños desarrollan sus competencias sociales, motrices y cognitivas.

Cada día después de clases, asisten alrededor de 30 niños, independiente de las estaciones del año, ya sea que llueva o nieve, van a jugar y a explorar con otros. Los niños crecen en un contexto de actividades creativas y en contacto con la naturaleza. En medio de la ciudad, encuentran este espacio de libertad y experimentación, con otros niños, donde forjar amistades y desarrollar su cuerpo. Los instructores nos contaron que se genera un ambiente de mucha confianza, los niños se sienten como en su casa, es un lugar para hacer amigos y jugar. Los niños necesitan espacios de libertad para expresarse, para descubrir y hacer aquello que los motiva.

En el Adventure playground hay varias construcciones irregulares de madera, que generan rincones y guaridas a nivel de suelo. Además, se puede subir a diferentes alturas y circular por unos puentes entre las casitas de madera. La altura máxima es de alrededor de 5 mts. Es un lugar desafiante para diferentes edades. Tiene una sala de herramientas bien equipada, donde se pueden modelar objetos de cerámica, tallar en madera, hacer espadas, arcos, flechas y otros instrumentos para el juego de los niños.

Actividades: subir, saltar, trepar, agacharse, construir, pintar, cortar, aserruchar, equilibrarse, sentarse, conversar, modelar, tallar. Es posible realizar actividades a nivel de suelo, a mediana y gran altura.

Habilidades: coordinación, control del cuerpo, autonomía, equilibrio, seguridad en sí mismos, motricidad fina y gruesa. Es un espacio de socialización, donde se desarrolla la empatía y se aprende a compartir con otros niños.